Trucos para rejuvenecer tus manos en una semana

Es difícil no apreciar las manos de una persona cuando hablamos con ella. Me atrevería a decir que es una de las zonas más expuestas del cuerpo. En el caso de una mujer, esta puede brillar solo por la estética de sus manos, ¿pero qué sucede si tus manos  lucen como las de una mujer veinte años mayor?

La piel de las manos pudiera compararse con los pétalos de una flor, pues es tersa y delicada. Esta fragilidad la hace vulnerable no solo ante el paso del tiempo, sino además ante factores ambientales como el sol, el polvo o los cambios de temperatura, o agentes industriales como el jabón y los productos de limpieza. La piel de las manos es tan delicada, que puede envejecer antes que otras partes de tu cuerpo.

Además de las arrugas, otras señales de envejecimiento en las manos son las venas abultadas y la presencia de manchas oscuras. Estos problemas son más habituales a partir de los 30 años, debido al aumento de la flacidez de la piel y a que el cuerpo ya no produce tanto colágeno y elastina.

Pero no hay de qué preocuparse. En el mercado encontrarás diversos productos para hidratar y embellecer las manos, aunque existen tratamientos naturales y caseros que no solo te ayudarán a rejuvenecer tus manos, sino que además, protegerán tus finanzas.

Algunos tratamientos para rejuvenecer las manos.

Lo primero que debes saber es que las mejores cremas o productos para el tratamiento de las manos son ricos en vitamina E, vitamina C, ácido hialurónico, ácido salicílico, entre otros. No obstante, para que consigas resultados luego de una semana de uso, es importante que los apliques al menos dos veces al día: en la mañana y en la noche antes de ir a dormir. Dicho esto, veamos algunos productos naturales que pueden ayudarte a rejuvenecer tus manos o a prevenir su envejecimiento prematuro.

Aceite de rosa mosqueta.

Este aceite tiene buenas propiedades nutritivas. Aplicándolo diariamente puedes prevenir y suavizar las arrugas de las manos, ya que devuelve a la piel su firmeza y elasticidad.

Aceite de oliva. 

Es una fuente de vitamina E, por lo que retrasa el envejecimiento de la piel además de hidratarla. Un masaje diario de 5 minutos, hidratará tus manos y activará el flujo sanguíneo, haciendo que la piel envejezca con más lentitud.

Aceite de coco. 

Hidratante, antioxidante y rico en vitaminas, el aceite de coco es ideal para humectar y devolverle la firmeza a la piel de tus manos. Si eres constante en su aplicación, pronto verás cómo disminuyen las manchas. Mi recomendación: coloca una cantidad pequeña en tus manos antes de dormir y frótalo con suavidad durante dos minutos.

Jugo de limón y azúcar.

Poderosa combinación exfoliante. Vas a diluir el azúcar en el zumo de un limón, esta mezcla la vas a aplicar en tus manos y masajearás por 5 minutos. Deja reposar por 5 minutos más y enjuaga con mucha agua fría. Esto te sirve para eliminar las células muertas. Aunque debes usarlo de noche pues el limón daña la piel al entrar en contacto con el sol.

Otros productos que puedo recomendarte son: gel de aloe vera, manteca de Karité y el aceite de almendras combinado con leche tibia.

Consejos adicionales para cuidar tus manos.

Lava tus manos con jabón neutro:muchas veces las barras de jabón pueden ser geniales para el cuerpo pero dañinas para las manos. Recuerda que un jabón ideal debe tener antioxidantes e ingredientes naturales.

Utiliza guantes: siempre que uses productos de limpieza, protege tus manos con guantes. Recuerda que los químicos son abrasivos con la piel. Créeme que vale la pena.

Evitar el uso de agua caliente: es mejor que laves tus manos con agua a temperatura ambiente o fría, pues el agua caliente acaba con los aceites naturales de la piel y causa flacidez.

Aplicando estos productos con regularidad y siguiendo nuestros consejos, verás que en pocos días, no solo tus manos lucirán más jóvenes, también poco a poco la piel recuperará su firmeza y elasticidad.

Un último consejo: cuida tus hábitos alimenticios. Para mantener una piel saludable y con buena apariencia, es importante que comas alimentos que aporten nutrientes y vitaminas a tu cuerpo. Consume con frecuencia vegetales y frutas, e ingiere al menos 2 litros de agua para mantenerte hidratada.