Eres runner? No descuides tu Pedicura

En la actualidad cada vez son más los hombres y las mujeres que optan por ejercitarse mediante caminatas o carreras. Se trata de una disciplina bastante accesible porque no necesita ningún equipamiento especial salvo un buen calzado, y de fácil acceso pues se puede realizar en las inmediaciones de la casa, oficina o en algún área verde como un parque. Pero para quienes siempre están atentos a su salud y su belleza, correr implica un cuidado adicional de la estéticas de los pies.

¿Te estas ejercitando y te preocupea la pedicura? ¿Quiéres que la estética de tu cuerpo este acorde con la estética de tus pies? ¿Eres runner? No descuides tu Pedicura. Y en este caso no es necesario ir a la peluqueria o el spa, tampoco debes recurrir a costosos tratamientos de belleza. Si eres corredora pero también te importa mantener la estética de tus pies, lo que necesitas es una pedicura médica.

En efecto, la práctica de runner tiene un alto impacto de estrés sobre los pies. La tensiones generadas sobre estos se expresan con probelmas ungueales y callosidades que pueden convertirse en un problema de salud bastante serio. Por eso, las personas corredoras deben asistir habitualmente al podólogo. Se trata del médico especializado en el cuidado de la salud de los pies y el tratamiento de las afeccione que pudiesen perjudicarle.

Este especialista podrá brindarte un diagnóstico acertado del estado de salud de tus pies y tratar cualquier afección producto del runner. Revisemos las afecciones más frecuentes para corredores y cómo las trata el podólogo.

  • Uñas negras. Se trata de un hematoma visible a nivel de las uñas que es causado por la presión de los dedos sobre el zapato. Puede complicarse y formarse una ampolla de sangre bajo las uñas. El podólogo podrá atender esta afección drenando la sangre acumulada. Si se pierde la uña, se puede hacer una reconstrucción ungueal, por ejemplo con tratamientos con láser. En ciertos casos es necesario utilizar algún antibacteriano y antifúngico para evitar infecciones.
  • Dedos en garra. Se trata de un tipo de diformidad en la que los dedos se deforman con el tiempo, volivéndose rígidos como las garras de ciertos animales. Se genera por la presión intensa en la punta de los dedos a causa del calzadao apretado, alteraciones biomecánicas o desequilibrios en la postura. El podólogo podrá confeccionar para cada caso una prótesis de silicona que proteja la piel de los dedos y mejore la alineación de los mismos. Si es causada por mala postura, pueden utilizarse plantillas especiales que ayudan a corregir la alineación del cuerpo durante la pisada.
  • Callosidades y ampollas. Las alteraciones biomecanicas impiden que el peso corporal se reparta equilibradamente en los pies, por lo que algunas zonas se sobreesfuerzan generando callosidades (queratinocitos). A parte de las callosidades, también pueden aparecer ampollas bastante dolorosas producto del calor y la humedad. En estos casos los podólogos recomiendan realizar cada cierto tiempo una pedicura médica acompañada de tres hábitos fundamentales: limar y exfolear los pies una vez por semana, e hidratar diariamente. Para corregir la postura el podólogo podrá elaborar plantillas en cada caso específico.
  • Lesiones y traumatismos. Son de los males a los cuáles más frecuentemente está sometido un  runner.  Bien sea por malas pisadas, falta de estiramiento, calzado inadecuado, las lesiones y traumatismos de todo tipo pueden aparecer en pies, tobillos, etc. Es recomendable el uso de calzado adecuado y de plantillas para mejorar equilibradamente la presión sobre los pies y la alineraicón de la línea del tobillo-rodilla-cadera.

Entonces, si eres runner, no te preocupes por la pedicure, ocupate de asistir al podólogo como una rutina saludable para tus pies. Si sientes alguna molestia adicional o sufriste algún percance, este es el especialista indicado para ayudarte.